D. E. P

      24-04-2012         

               Lamentablemente hoy hemos sido testigos de cómo se han cometido dos crímenes atroces,  premeditados y con alevosía. El sanguinario crimen ha tenido  lugar durante la sesión parlamentaria  en la que se aprobaban los PGE.

                Nuestra apreciada Dña. Seguridad Social Española y nuestro querido Sr. Estado de Bienestar han muerto. Ya no tenemos acceso a ellos,  a no ser que uno sea un privilegiado con trabajo o tenga menos de 26 años y alguno de sus padres trabajando. De lo contrario estarás obligado a pagar una cuota que  supla la falta de cotización o en su defecto abonar los gastos sanitarios que se produzcan por tu  asistencia médica.

                La nueva normativa no afecta solo a los emigrantes o a los  españoles no residentes, sino a todos los ciudadanos. Tu primo, tu sobrino, tus padres,  tu/s herman@s, seguramente conoces a alguien a quien afecta esta medida. Incluso habrá familias enteras, que desde hace tiempo no encuentran empleo, que perderán totalmente su derecho a la salud.

                Esto no es más que otro movimiento del siniestro plan del gobierno, que junto con la reforma laboral, hará que los ciudadanos mayores de 26 años, se vean obligados a aceptar cualquier trabajo, aunque sean 50 horas semanales por 400 euros o trabajar por la comida, vivienda, facturas de servicios básicos  (pago en especies),  solo por la necesidad de tener una cobertura sanitaria.  Sencillamente nos están obligando, por la ley del embudo y con los pantalones bajados, a aceptar su reforma laboral y sin derecho a protestar pues también estará contemplado como delito en  la nueva reforma penal que llevará a cabo nuestro Gobierno.

                No tengo nada más que decir; hoy estoy de luto.

D.E.P.

Anuncios

  1. Y mucho me temo que esto sea la punta del iceberg. Espero que pronto tengan que dimitir, o alguien les eche y se pueda deshacer el entuerto, porque a este paso, poca vida nos queda. Besiños, compañero.

    • ¿Has leído lo que he puesto o te has limitado a mirar los dibujos?

      De todas formas no te preocupes por Dios. Que el misecordioso y todo lo perdona. Por cierto desearle la muerte a lo demás también es pecado. Así que tu también estás condenado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s