In Dependencia

Hace ya mucho tiempo que no escribo nada. La verdad es que ni tiempo he tenido y ni las ganas suficientes viendo la desazón generalizada. Pero hoy he leído un titular en ElPais.com que la verdad me ha hecho mucha gracia y no se por qué me recordaba a los chistes absurdos del gran Eugenio, pero que aún así el hombre tenía la capacidad de hacerlos realmente graciosos.    

El caso es que el Sr. Artur Mas insiste en convocar un referendum para consultar a los catalanes si quieren independizarse de España o no. Pero lo que este Sr. debiera hacer es consultarle a España si los españoles queremos que Cataluña siga siendo española. ¿Por qué no lo hace? Muy sencillo, por que le acojona que pueda salir un abrumador “Sí”. Por ese motivo se dedica a echarle heno a los borregos, ya que así mientras comen, felices y contentos, lo que más les gusta, se olvidan y se desvía la atención de su desastrosa gestión en menos de dos años.    

Pongámonos en el hipotético caso de que se convoca el referendum y resulta que gana el “NO”, pues el Sr. Artur Mas dirá que ha hecho todo lo posible, ejercitará su derecho al pataleo y prometerá intentarlo por otra vía, Mas adelante, para así mantener contentos a los votantes.    

Ahora pongámonos en el quizás no tan hipotético caso en que llegado el momento el resultado sea ese abrumador “SÍ” que tanto teme.    

1.- Cataluña dejaría de ser miembro de la UE, por lo que tendría que empezar a acuñar su propia moneda; y lo que está claro es que la Peseta no sería. Por supuesto tal y como están las cosas, con el cambio de divisa respecto al Euro, saldrían perdiendo y mucho, al menos los primeros años y hasta que su moneda pudiera estabilizarse.    

2.- Cataluña tendría que hacer frente por sus propios medios a los gastos de Seguridad Social y Educación. Tanto la Seguridad Social y Educación ya son competencias delegadas de las CC.AA, por lo que si ahora tiene que pedir un rescate a España por no poder mantenerlas, ¿Cómo podrá hacerlo por si misma? Sencillamente no podría. Además a esos gastos hay que añadir otros como las pensiones de jubilados, prestación por desempleo, subsidios, ayudas sociales, funcionariado y un largo etc. de gasto público. Y todo esto manteniendo los sueldazos de sus propios políticos.    

3.- Cataluña empezaría a pagar mucho Mas por la gasolina, gasóleo, combustibles, electricidad y gas, pues tendrían que importarlos o bien desde España o bien desde Francia (a esta última hay que recordar que es España quien se la vende a ella la electricidad). Perderían compañias de teléfonía e internet pues estas están en el registro mercantil español; la telefonía es el menor de todos los males, pues se soluciona enseguida y aún así, no hay mejor opción para sentirse idependiente que vivir en “Roaming”.    

4.- De pronto toda la industria que le da riqueza y esplendor a Cataluña se vería envuelta en un círculo de importaciones, exportaciones, aranceles y cambio de divisas, por no estar en territorio comunitario. Por lo que al final decidirán bajar la persiana catalana y subir una nueva en “La Corona de Aragón”, en tierras Valencianas, o incluso en Gallegas o Madrileñas, todo por abaratar costes. Finalmente Mas paro para Cataluña.    

5.- Cataluña es, actualmente, la 9° CC.AA con la tasa de paro Mas alta, 22% y un total del 50% de jóvenes menores de 25 años. Con esa tasa de paro y su actual industria ya es una situación insostenible, para cuanto Mas si poco a poco se van quedando sin industria al mismo ritmo que se consolida su independencia.    

6.- Las infraestructuras del sector servicios, financiadas por el estado español dejarían de dar servicio en Cataluña. Los AVE, Alvia, Regionales, Rodalias (cercanías), etc, quedarían aparcados en Zaragoza, donde habría que tomar un enlace con los flamantes Ferrocarriles de la Generalitat para llegar a Barcelona Sants;  disfrutando así de un estupendo viaje de 9 horas. Por supuesto, los aeropuertos seguirían siendo territorio español, y tendrían que abonar un sustancioso canon por su uso y explotación, sin olvidarnos de que serían ellos quienes tendrían que pagarse sus propios controladores aéreos. Los peajes, aduanas etc, también les supondría un coste añadido.    

7.- Los actuales Bancos y las antigüas cajas catalanas, para no perder dinero y pagar Mas, trasladarían sus fondos al territorio español, por lo que se terminarían cerrando oficinas. Mas paro y menos capital. De las grandes fortunas ya ni hablar pero está claro que en Cataluña no se quedarían.      

8.- Después de todo esto, a Cataluña aún le queda una oportunidad, la de dedicarse en exclusiva al Cava. Aunque creo que tal y como les pueden ir las cosas se dedicarían más bien a beberlo que a venderlo; para después terminar por darse cuenta, tarde, de que lo que tanto soñaban era lo mismo que hacen y representan, sus tradicionales figuritas navideñas, los caganers. ¡Una gran cagada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s